RSS Facebook Twitter Youtube Contacto
logo RN

Revista digital de radio y comunicaciones




Ensayo del Uniden UBC125XLT

Cubre desde 25 a 960 MHz discontinuos en modos AM y FM y tiene 500 memorias alfanuméricas de 16 caracteres

Sábado, 10 Diciembre, 2016 19:11 | Por Pablo A. Montes

He probado muchos equipos Uniden desde mediados de los años noventa, en que tuve que analizar uno de aquellos receptores de mesa de esta marca, y he de confesar que siempre he comenzado con la misma sensación, una especie de «pereza» al tener que manejar un aparato que no funciona como las radios «normales», es decir, que pones una frecuencia y no puedes subirla o bajarla utilizando el dial, salvo que estés en un segmento de frecuencias límite previamente grabado.

Así es que empiezas con esa sensación rara de que es el escáner quien te pone a ti las condiciones y no tú quien usas el escáner como mejor te parece. Pero también es justo que reconozca que tras un rato de uso ese problema me parece menos problema y acabo entrando por el aro y admitiendo que las radios Uniden funcionan bien. Posiblemente por eso tienen tanto tirón en países como Estados Unidos, donde el uso de los escáner es «bastante» (así entre comillas) habitual, al menos mucho más que aquí. Hablar de un Uniden es siempre explicar un aparato con unas características particulares y una forma muy estricta de entender el concepto de escáner.

Este es un receptor con cobertura discontinua entre 25 y 960 MHz en modos AM y FM. Las lagunas están en 88 a 108, 174 a 225 y 512 a 806 MHz. Aunque actualmente casi todo se fabrica en China, Unid se sale en este caso de lo habitual, ya que el receptor de esta marca japonesa ha sido fabricado en Vietnam, lo que teniendo en cuenta el casi monopolio de la industria china no deja de ser una circunstancia anecdótica digna de ser comentada.

Además de las habituales funciones, que iremos viendo a continuación, el UBC125XLT incorpora la tecnología Close Call, cuyo objetivo es detectar e identificar señales fuertes.

Trabajar con un Uniden requiere cambiar un poco la mentalidad a la que estamos acostumbrados cuando manejamos equipos de otras marcas. Lo más particular en los receptores Uniden, como el que ahora analizamos, es que generalmente carecen de VFO, es decir, se trabaja únicamente en modo memoria, por lo tanto, no hay posibilidad de introducir una frecuencia e ir variándola manualmente.

Método de funcionamiento

Lo que quizá para algunos sea un aspecto negativo, tiene la justificación para el fabricante de que obedece realmente al propio concepto de lo que es un escáner, o sea, un receptor que realiza barridos de frecuencias grabadas o entre márgenes de frecuencias.

Para aprovechar el UBC125XLT hay que conocer cómo funciona. Tiene 2 modalidades, la de escaneo y la de búsqueda. En la primera de ellas el usuario tiene que introducir manualmente una frecuencia que, automáticamente, será almacenada por el equipo e ingresada en uno de los 10 bancos de que dispone. Se guardan un máximo de 500 frecuencias, que es un número bastante alto y suficiente en un uso normal del aparato. Si se supera esa cantidad, cada nueva frecuencia que se almacene sustituirá a otra de las que tuviéramos previamente guardadas.

La otra forma de utilizarlo es el método de búsqueda, con el que el receptor explora dentro de los 10 bancos de frecuencias que trae preprogramados de fábrica.

Con la función Close Call, que antes comentamos, el equipo guarda hasta 10 frecuencias que reciba con intensidad local y evita que puedan ser interrumpidos por otras señales entrantes.

Tiene un tamaño similar al de un portátil bibanda. Mide 67 x 32 x 115 milímetros y pesa 175 gramos, unos valores que favorecen la portabilidad. Esta es una de sus grandes ventajas, la de poder utilizarlo en cualquier momento gracias a ser bastante compacto.

Se alimenta con 2 baterías, ya sean pilas alcalinas o recargables. Interiormente hay un pequeño conmutador para seleccionar el tipo de pila que se use. De fábrica trae 2 recargables de 2.300 miliamperios, además de la antena, una cinta, un cable USB y 2 adaptadores de corriente para dicho cable.

Planes y frecuencias

Una vez encendido, o mejor dicho, antes de encenderlo, optaremos por una de las 2 versiones de frecuencias o, como llama el fabricante, uno de los 2 planes de bandas. Ambos van de 25 a 960 MHz, pero difieren en los pasos de sintonía y en los modos.

Por ejemplo, el plan 1 tiene el modo FM en todas las frecuencias, salvo en la banda aérea y en la frecuencia modulada comercial. El plan 2 tiene AM, además, hasta 30 MHz y distintos saltos de sintonía. El plan se cambia al encender el aparato manteniendo pulsados los botones 1 o 2. Independientemente de eso, el modo o el paso de sintonía se establece según las necesidades en cada frecuencia.

La pantalla muestra bastante información: el canal, el nombre asignado, los bancos, el modo, rótulos de funciones y un pequeño medidor de señal, entre otros rótulos. Se ilumina en color ámbar y tiene ajustes de brillo, contraste y condiciones de encendido: cuando se pulse alguna tecla, cuando se ajuste el silenciador, o siempre apagada o siempre encendida.

Las frecuencias se introducen desde el teclado numérico. Si la frecuencia que queremos introducir ya existe, veremos en la pantalla un mensaje de aviso. Como ya comentamos, no trabaja en VFO, así que con el mando del dial solamente se puede cambiar entre frecuencias que ya hayan sido grabadas. Cada una de ellas admite un nombre de hasta 16 caracteres. Se editan muy fácilmente eligiéndose entre mayúsculas, minúsculas y números.

Con la tecla de función y el dial se cambia al primer canal de cada uno de los bancos, para que una forma rápida se acceda al segmento de banda que queramos explorar.

Cuando realiza el escaneado muestra en la línea superior el número de banco, debajo la palabra «scan» y a la derecha una flecha que indica el sentido del barrido, de frecuencias superiores a inferiores, o viceversa. En la línea inferior se listan los bancos que están dispuestos para ser explorados. Se eliminan o se activan pulsando su número desde el teclado numérico.

Ajustes

Tanto el volumen como el silenciador se modifican pulsando el dial; en el caso del silenciador hay que pulsar también el botón de función.

Incluye subtonos y códigos digitales, que además de ser grabados con las frecuencias que se quiera, se exploran o se permite que solamente se escuchen las señales con algunos de ellos o, por el contrario, que no tengan ninguno. Hay otros ajustes como el canal prioritario, el retardo en el reinicio de la exploración tras detectar una señal y el borrado de canales.

La velocidad de exploración es muy alta. El fabricante habla de hasta 80 canales por segundo en modo explotación y 90 en modo búsqueda, y no anda muy desencaminado porque nosotros medimos 87 canales por segundo en modo búsqueda, acreditando así la gran rapidez de escaneo de este Uniden. Hay un pequeño truco con el que se obtiene una rapidez máxima, y consiste en bloquear las frecuencias en las que se prefiere que el aparato no se detenga.

El otro método de trabajo es el de búsqueda. Este es apto en aquellos casos en los que no se conocen frecuencias de la zona en la que nos encontramos, o cuando preferimos hacer barridos en un segmento determinado. De fábrica trae 7 bancos preprogramados con canales náuticos, aéreos, PMR, radioaficionados, banda ciudadana, emergencias y servicios públicos.

Si se quiere permanecer en alguna frecuencia determinada, basta con pulsar la tecla de fijación. Es entonces cuando se puede pasar de una frecuencia a otra con el mando del dial como en cualquier radio normal.

Seguramente os estaréis preguntado si las frecuencias pregrabadas son modificables para que el usuario guarde otras de su preferencia. Pues sí, es posible hacerlo. Hay que entrar en el banco que se quiera modificar y el receptor nos dará la opción de grabar una nueva frecuencia límite superior y otra inferior siempre, claro está, dentro de su rango de cobertura, que es el que podéis ver ahora sobre impresionado.

Mediante el Close Call el aparato selecciona las frecuencias más fuertes que se captan en cada banda. Esta función está activa de manera exclusiva o en un segundo plano mientras se está escuchando o explorando en modo escáner o en modo búsqueda.

Prestaciones

El sistema de recepción es de triple conversión. La sensibilidad se mantiene a muy buen nivel en todas las bandas. Las medidas que obtuvimos son muy similares a las declaradas por Uniden. En la aérea marcó 0,355 µV; en el segmento donde mejor funciona es en VHF, ahí para la recepción es estupenda, 0,265 µV, ahí podrás recibir en muy buenas condiciones (bien, tengamos en cuenta que la antena resulta definitiva a la hora de conseguir mejores prestaciones); en 300 MHz, desciende hasta 0,576 µV y en 400 MHz (incluida el rango de radioaficionados) vuelve a mejorar hasta los 0,493 µV (en todos los casos son 12 dB SINAD).

El silenciamiento es algo importante en un escáner, ya que de su buen funcionamiento dependerá que la exploración se detenga o continúe en función de los niveles de squelch que nos interesen. El umbral del unid en está en 0,202 µV y el máximo, en 0,415 µV.

No podemos dejar pasar por alto el audio, con una calidad no solo buena, sino mejor de lo esperado.

Dejamos para el final el medidor de señal, ciertamente no es algo en lo que el usuario se vaya a fijar mucho debido a su reducido tamaño y a que, en realidad, no es algo fundamental en este tipo de equipos. Entre cada 2 divisiones hay algo más de 3 dB, salvo entre el primero segundo led que es superior. Estos son los valores: S1, -10,90 dB; S2, -4,11 dB; S3, 0,851; S4, 4,86 dB; S5, 7,16 dB.

Pasado ese primer momento en el que se echa de menos el variar manualmente las frecuencias desde el VFO, el UBC125XLT acaba enganchándote porque tiene otras virtudes, las que de verdad tiene que tener un escáner: alta velocidad de búsqueda, suficiente nivel de sensibilidad en las frecuencias más utilizables (destacando en VHF), canales alfanuméricos con rótulos muy largos (16 caracteres) y audio agradable. Respecto a las 500 memorias, son más que suficientes para un uso normal del aparato. En todo caso, siempre queda la posibilidad de personalizar los bancos de búsqueda para centrarnos en aquellos segmentos que más interesa seguir.


Recepción
25 a 960 MHz (no continua)
Modos
AM-FM
Memorias
500
Caracteres alfanuméricos
16
Bancos programables
10
Velocidad de exploración
87 canales por segundo
Sensibilidad banda aérea
0,355 µV 12 dB SINAD
Sensibilidad VHF
0,265 µV 12 dB SINAD
Sensibilidad 300 MHz
0,576 µV 12 dB SINAD
Sensibilidad 40 MHz
0,493 µV 12 dB SINAD
Umbral de silenciamiento
0,202 µV
Silenciamiento máximo
0,415 µV
Dimensiones
67 x 32 115 mm
Peso
175 gramos
Importador
Locura Digital
Precio
185 euros

Los datos técnicos de este ensayo han sido obtenidos en nuestro laboratorio.



No se admitirán comentarios que contengan enlaces a otros sitios, o que sean ofensivos, soeces o contrarios a la línea editorial por la que se rige esta web.

Cargando los comentarios






Página principal


PUBLICIDAD


Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio de los contenidos de esta web.
® RADIO-NOTICIAS. Publicación fundada en 1987. Contacto exclusivamente con la Redacción