Logo RN
RSS  Newsletter Facebook Twitter Youtube Contacto
 
 

La radio cubana nació en Asturias

Manuel Álvarez Álvarez, Manolín, fue el emigrante asturiano que lanzó la primera transmisión de radiodifusión en la isla caribeña

Jueves, 25 Febrero, 2016 18:22 | Por Julián Ares
Manolín Álvarez
A la derecha, Manuel Álvarez, el emigrante asturiano que inició la radio en Cuba. En la foto posa en su estación 6EV.

Seguramente pocos, tal vez nadie, podían imaginar que aquel muchacho que procedente de un pequeño pueblo asturiano, Santiago de Ambás, llegaba a A Coruña para embarcar en el Normandie rumbo a Cuba, conseguiría ser el pionero de la radiodifusión en aquel país hispanoamericano.

Era 1905, y la isla caribeña era una especie de paraíso para muchos emigrantes del noroeste peninsular. Sin embargo, no siempre sueños y realidad coinciden, así que la primera experiencia en La Habana no fue tal como había imaginado. Su vida, como tantas vidas de los que buscan un futuro lejos de su hogar, tuvo con frecuencia muestras de las dos caras de la moneda.

En aquella época la radio no era más (ni menos) que el invento llamado a cambiar las relaciones entre las personas, las comunicaciones y el ocio, algo todavía incipiente y del que se desconocían realmente muchas de sus utilidades. Manuel Álvarez Álvarez, Manolín, era uno de tantos radioaficionados de la época, aquellos espíritus inquietos que con escasísimos medios no dejaban de probar y experimentar en un terreno en el que casi todo estaba por descubrir. Poco a poco logró construir su primer transmisor, que no solo era «su» primero sino el primero de la isla, y así es como Manolín casó en su propia persona su vocación de radioaficionado, periodista y técnico para emprender la que sería la gran aventura de la radiodifusión cubana.

Jesús Díaz

El rastro de este emigrante podría pasar desapercibido para la opinión pública si no hubiera sido por Jesús Díaz Loyola (foto de la izquierda), un periodista cubano residente en su juventud en la misma población en la que vivía Álvarez, Caibarién, quien también desde muy pronto se vio tentado por el mundo de la información. Conoció a Manolín y por eso quiso llevar a los cuatro puntos cardinales esta asombrosa historia, primero centrando en él su tesis al terminar la carrera de Periodismo, que tituló Manuel Álvarez Álvarez, génesis y fundamento del pionero de la radio en Cuba; después, aquel primer acercamiento se convirtió en un interesante libro titulado Crónicas del Caribe, La fabulosa historia de un asturiano que emigró para fundar la radio en Cuba, una obra que ganó un accésit del primer premio Stella Maris (la editorial que lo ha publicado) de biografía histórica, fallado en Barcelona. Este ejemplar se puede comprar en las librerías españolas, en países hispanoamericanos y en Estados Unidos (también en la Red en Amazon), donde como es sabido residen muchos cubanos.

El primero

Para el oficialismo del país, la radio se inició allí en 1922. Pero no es cierto, años antes el inquieto asturiano ya sabía lo que era lanzar su voz al éter, como acredita Jesús Díaz, alegrándose de que «al menos se ha hecho un poco de justicia, porque el Instituto Cubano de Radio y Televisión ha puesto una placa para la posteridad en la casa en donde emitió las primeras señales de radio en el año 1917».

En 1920 trabajaba ya con su primera emisora, 6EV (20 vatios en la banda de 225 metros); 5 años después renovaba la instalación para operar como 6LO, a la que seguirían más tarde, en los años 30, la CMHD (250 vatios en la banda de 325 metros) y la CMHA, que le llevaría hasta la década de los cincuenta en que abandonó la radio comercial. «Fue un gran hombre de radio, un adelantado a su tiempo, un autodidacta que consiguió lo que quiso hacer, y nunca volvió a su tierra. Era un hombre orquesta, fue dinámicamente un emprendedor, que aglutinó a los que le podían ayudar en su empeño, y lo consiguió. Cuando la prensa empezaba a proliferar, llevó el mensaje de hacer noticias y de dar la vida real que tenía a través de las ondas. Hay una anécdota en el libro, y es que a veces le tacharon de brujo porque se ignoraba lo que significaba la radio», explica Díaz.

Crónicas del Caribe

En este relato no quedan al margen las primeras transmisiones deportivas realizadas por Álvarez, su relación con personajes del mundo de las letras y de la música sumamente conocidos en la época, la llegada al poder de los Castro y una serie de circunstancias que han ido marcando a aquel país y, como consecuencia, a los que en él viven. El libro es un documento de gran interés para todos los amantes del medio, ya sean aficionados, profesionales o meros escuchas, ya que se trata de una especie de testamento de uno de los pioneros de la radiodifusión en el continente americano.

Lo oficial no es lo real

En su pueblo asturiano la presentación del libro ha sido todo un acontecimiento. «Ha habido motivación en dar a conocer el libro, sobre todo en el sentimiento del mensaje que traslada, la semblanza del emigrante a América, la huella que dejó su estancia en Cuba». El biógrafo de Manolín ahonda en las diferencias entre la versión oficial del nacimiento de la radio en aquel país y la realidad. «Jamás iban a mirar, ni ahora en la Revolución de Fidel Castro ni antes, la personalidad de este emigrante de principios de siglo, en él está el origen de la radio. En Cuba siempre todo llevaba la lectura del mensaje más patriótico, en aquel momento y ahora en la era revolucionaria tratan de buscar el inicio con figuras cubanas vinculadas a las guerras. Ahí está el creador de La Criolla, Casas Romero y su hijo Casas Rodríguez, que sacaron una emisora [N.R. La Criolla es un estilo de música. La estación aludida es la Q2LC] con posterioridad a la de Manolín Álvarez, pero como es ser patriota ser cubano, se tomó como referencia el 10 de octubre de 1922 para desplazar la fecha oficial del inicio de la radio en Cuba, que fue cuando el entonces presidente Alfredo Zayas dirigió un discurso hacia los Estados Unidos».

Aunque oficialmente se haya querido mantener la emisora de los Casas como la primera en la isla, hay un antecedente, el del emigrante asturiano. «Es un tema de mucha discusión, pero en Cuba se ha comenzado a clarificar la consideración», a lo que ha ayudado la publicación de este libro que comienza a ser demandado para ser incorporado a las Universidades y los programas de estudios. Crónicas del Caribe ha tenido una gran acogida en Estados Unidos, especialmente en Tampa y Miami, en cuya próxima Feria Internacional del Libro de Miami podría ser presentado.

«La radio es un invento que revolucionó la comunicación social. Piensa en las primeras décadas del siglo, un hombre que se ponía a hablar y a las tres calles resultaba un motivo de sorpresa. Cuantas cosas no hubiese hecho la capacidad de un emigrante español que iba con todo su afán de emprendedor por el mundo». Jesús Díaz no se detiene solo en la vertiente de operador y técnico de radio de Álvarez, también indaga en su personalidad, que describe como la de una persona que «no se calló nunca, siempre decía las cosas con transparencia. La invitación a leer el libro es una revelación de por qué a este hombre no se le hicieron los honores en su día, y tuvo que ser cuando era ya un nonagenario que el oficialismo reconociera en él el mérito que le asistía desde el principio. Ese es el peso que tienes en esta vida cuando piensas diferente, eso es lo que pasa. Me ocurre así mismo, desde Cuba algunas voces muy ajustadas al oficialismo me cuestionan a veces algunas matizaciones del libro, pero creo que es un hecho y eso nadie lo puede negar. Está en la historia, está en los periódicos, está en los archivos, está en las hemerotecas, y la ingente búsqueda que he hecho a lo largo de más de dos décadas queda demostrada para la posteridad».

En Crónicas del Caribe se verán inmersos muchos de nuestros lectores, unos por su pasión por la radio, otros porque esta es su profesión y un buen número porque, más cercana o más lejana, todos hemos conocido una familia en la que alguno de sus integrantes se fue a hacer las Américas, muchos de ellos a Cuba, país al que aportaron su esfuerzo, se integraron en su sociedad y también sufrieron los vaivenes de su historia más reciente. Pero, ciertamente, esa es otra historia.

Cargando los comentarios

Contacta con nuestra redacción Newsletter

Recibe nuestras noticias por correo electrónico Newsletter

Recibe nuestras noticias por RSS RSS

Anuncios de material de segunda mano: publica el tuyo o encuentra lo que buscas

 
PUBLICIDAD
SABER MÁS
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio de los contenidos de esta web. ® RADIO-NOTICIAS.
Publicación fundada en 1987