Logo RN
RSS  Newsletter Facebook Twitter Youtube Contacto
 
 

Conceptos básicos de la radio troncal

En qué consiste el trunking, para qué se utiliza, cómo funciona, cuáles son sus ventajas

Viernes, 27 Noviembre, 2015 18:47 | Por Ángel Vilafont
Kenwood

Los sistemas más modernos de radio aportan a los usuarios opciones muy abiertas de uso. Uno de los mayoritariamente aceptado es el de radio troncal (conocido por su acepción inglesa, trunking), aunque ciertamente ya no se trata de una modalidad exactamente «nueva». Este método se contrapone al de la radio convencional. Cuando usamos un transceptor es necesario seleccionar la frecuencia (el canal en términos de usuario) para poder comunicar con otros operadores que se encuentran en el mismo canal, solo así es posible establecer un contacto. Si deseamos hablar con otras persona que se encuentran en canales diferentes, hay que elegir dicho canal en nuestro aparato para que escuchen el mensaje. En pocas palabras, cada mensaje se transmite en una frecuencia, con independencia de que existan o no otras, muchas o pocas, sin actividad, con lo que es posible encontrarse con canales muy saturados y otros que apenas tienen tráfico.

Otros requerimientos

Este sistema de radio convencional es perfectamente viable para radioaficionados y pequeñas redes de usuarios en los que las vías únicas de comunicación son más que suficientes. Pero para quienes precisan de una carga mayor en las comunicaciones existe la radio troncal, este es un sistema asistido por ordenador que funciona de la siguiente forma: al operador que quiere comunicarse con otro en particular o con un determinado grupo se le asigna automáticamente el primer canal que esté libre para que efectúe en él la llamada. El principio básico sobre el que se asienta es que no siempre los usuarios que van a usar un mismo canal lo utilizarán simultáneamente.

Para explicarlo en términos coloquiales podíamos acudir a algo que vemos todos los días en nuestras vidas, la fila única. Imagina que estás en el supermercado y ves una larguísima fila para la carnicería, otra con bastante gente para la pescadería y otra ante la frutería, en la que solamente esperan dos personas; sin embargo, puede ser que mientras algunas de esas tres secciones están colapsadas, en la panadería no haya nadie, y su encargado esté de brazos cruzados (cada sección del supermercado sería un canal de un equipo de radio). La radio troncal no quiere a nadie sin hacer nada, así que actúa de otra manera: en vez de haber esas colas independientes, las junta todas y va asignando una salida para cada usuario. En nuestro ejemplo no hay un puesto de carne, otro de pescado, otro de fruta y otro de pan, hay cuatro ventanillas en las que despachan cualquiera de esos productos, así que lo que hace el trunking es asignarte un número de ventanilla para que pidas lo que necesitas. Todas las vías están disponibles y todo va mucho más rápido.

La radio troncal es ese empleado diligente (en este caso un listo ordenador) que va dirigiendo el tráfico de clientes para que se distribuyan entre todas las ventanillas (canales) y no haya colas. La diferencia entre la radio normal y la troncal está muy clara: en la primera es cada usuario el que tiene que seleccionar un canal para dirigirse a otro usuario que utiliza ese mismo canal; si hay más operadores usándolo, tendremos que esperar a que nos den paso para hablar, con el desperdicio de recursos que supone que haya otras frecuencias que nadie ocupa. Los equipos tienen un número de canales o de frecuencias asignadas, cuando se quieren cambiar hay que reprogramar todos los aparatos para adaptarlos al nuevo esquema de canales; en el trunking, un sistema automático nos redirige a un canal libre, lo cual es de máxima eficiencia para determinadas aplicaciones, sobre todo redes de seguridad, transportes, administraciones públicas, etc., en definitiva, cuando el número de usuarios de una red es cuantitativamente importante. Para el sistema tradicional no todo son desventajas, indudablemente es el más simple y económico.

Tipos de radio troncal

Hay tres modalidades de sistemas troncales, la de asignación por mensaje, en la que se asigna un canal a un operador durante el tiempo que dura su contacto y hasta que finaliza; la asignación por transmisión, en la que el canal es asignado en cada sentido de transmisión símplex que se detecta en el sistema de control a través de la señalización que se produce al pulsar el PTT, y asignación mixta, en la que se otorga el canal por transmisión, pero se deja un periodo de tiempo tras la pulsación del botón PTT para asegurar la continuidad de asignación del canal a una comunicación que se está produciendo, evitando así, como puede ocurrir en el caso anterior, que se den interrupciones en los contactos ya existentes.

El método analógico de gestión de canales trabaja bajo el protocolo MPT 1327, que es Norma Europea, fue desarrollado en Gran Bretaña y se fundamenta en el sistema de señalización digital Aloha ranurado con longitud de trama variable. Dicho protocolo se aplica a un canal concreto, que es el que controla todo el trunking y que no lleva tráfico normal de comunicaciones. Los equipos de radio son compatibles con dicho protocolo, así es como pueden funcionar entre sí aunque sean de distintos fabricantes, incorporando para ello dos tipos de moduladores-demoduladores, de FM analógica para la afonía y FFSK (MSK) para el canal de control. La versión digital en Europa es el TETRA, que aporta todavía una mayor fiabilidad y más flexibilidad para el envío de datos.

En ausencia de mensajes de señalización, el canal de control tiene otro uso: para envío de datos, lo que significa otro punto más a favor de estos transmisores. Las utilidades principales de la radio troncal son, como acabamos de ver, el envío de datos y de voz, la comunicación con grupos de operadores (por ejemplo, flotas de vehículos, con localización de cada terminal); las llamadas prioritarias (normales, de emergencia), que además pueden ser desviadas, y la conexión a centralitas, para ser transferidas las llamadas a una red telefónica privada, y a otros periféricos, como impresoras, monitores, etc.

Estructuras

Hay dos tipos de estructura, la de monoemplazamiento, más adecuada para zonas de cobertura no muy amplias, de una extensión similar a la que podría atenderse con una estación de radio convencional, y la de multiemplazamiento, propia de rangos de cobertura más grandes y consistente en varios nodos, cada uno de ellos gestionando y ocupándose de atribuir a los usuarios que estén en su cobertura las frecuencias adecuadas.

¿Por qué se llama troncal? El nombre procede de las antiguas líneas telefónicas que iban en grandes «troncos» de cables, de los que salían las líneas para cada casa. Una raíz clásica para un sistema moderno de comunicaciones.

Noticias relacionadas

TETRA y DMR, en qué se diferencian

Contacta con nuestra redacción Newsletter

Recibe nuestras noticias por correo electrónico Newsletter

Recibe nuestras noticias por RSS RSS

Anuncios de material de segunda mano: publica el tuyo o encuentra lo que buscas

 
PUBLICIDAD
SABER MÁS
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio de los contenidos de esta web. ® RADIO-NOTICIAS.
Publicación fundada en 1987